Volver a Cosas y cosas…

Helly Raven

HELLY RAVEN

-¿Por qué será que a los cuervos se les considera criaturas del infierno, de mal agüero? ¿Qué tendrán esos pobres animalejos que le cause pavor a la gente?

En esto venía divagando en la guagua en el trayecto a mi casa. El ¿por qué? no lo sé, debía estar demasiado aburrido. Saco el teléfono del bolsillo con unos audífonos de tapón, garabateo algo en la pantalla con la yema del dedo, me taponeo los oídos con los audífonos y comienzo la reproducción de una lista de canciones sin ton ni sazón.

Cuando llevo unos minutos, mi estado zen se ve truncado por algo q llamó mi atención al otro lado de la ventanilla del ómnibus, volteo mi cabeza con esfuerzo sobrehumano para ver que era aquello que tan drásticamente me solicitaba, pero no había nada, solo los típicos transeúntes que van de aquí para allá sin saber a donde realmente dirigen sus vidas. Tomo el celular nuevamente para cambiar la música y fue cuando vi lo que calificarían como LOCURA. Dentro del teléfono un cuervo, si tal y como lo digo. Picoteando el display desde adentro. Rompió la pantalla y salió disparado como proyectil y me entró por el pecho, si este pechito de polluelo que tan desesperadamente se movía por la agitación.

De pronto ya no me encontraba en la guagua, me había salvado del tumulto y del típico olor de una tarde de agosto en horario pico. Estaba en un sitio donde la oscuridad no era tan oscura, no se podía ver nada, me pellizcaba constantemente para cerciorarme de que mi cuerpo estuviera allí conmigo. Entonces sentí escalofríos y el sonido de unas pequeñísimas alas batiendo y un peso en mi hombro.

-¿Tienes miedo?- Susurró una voz femenina suave y dulce

-¿Miedo? Jajajaja – Y mi risa resonó cargada de histeria como eco en estadio. Las gotas de sudor recorrían mi espalda y me hacían temblar d frío. – Esto – Volvió a decir la misma voz amable – Es el infierno y yo soy uno de sus vasallos, un cuervo. Diciendo esto último me tocó con lo que supuse que era su pico, afilado y tan frío que sentí q mi sangre se congelaba y arañaba mis venas por dentro.

No sé qué más sucedió porque me desmayé. Desperté en el paradero de la guagua en la que me encontraba, empapado de sudor y con leves espasmos en todo mi cuerpo y alma. Ahora mismo no sé si fue un sueño o si sucedió de verdad y más trabajo me cuesta creer que ese era el infierno, un lugar tan malo como ese no puede tener la voz más cálida y dulce que haya podido escuchar en lo que va de mi miserable vida. De ahí seguro el dicho de los chinos, ¨No todo lo Malo es completamente Malo, ni todo lo Bueno, completamente Bueno¨.

Y según mi experiencia, prefiero mil veces ese lugar oscuro y a mi HELLY RAVEN, que seguir en el mundo real, EL VERDADERO INFIERNO.

APB___Gossamer_by_arnistotle

Por: Ragnar
27/01/2016

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Yellow Radio en 7 abril, 2016 a las 17:02
    • Responder

    jeje, esta bueno el detalle Azazel, es bueno que publiques la cosas de tus nakamas!!

    • alice en 29 marzo, 2016 a las 17:02
    • Responder

    Waoooo que lindo , me encanto , nunca lo habia leido y creo q ahora es uno de mis favoritos!!!!!!!!!.bien por ti azaze!!!!!!!!l

  1. Exelente este cuento , lo aplaudo ,me encanta , me da sensacion de realidad y de vida , esta buenisimo

  2. Jajajajajajaja que lindo detalle de tu parte poner el cuento de Ragnar aquí, la verdad es que está muy bonito y me gustó, lástima por los pequeños errores…Gracias Zazel…te quiero

      • Azathot en 17 febrero, 2016 a las 17:02
      • Responder

      Hey helly—este cuento es tuyo¿¿¿¿

Responder a Hiyori Iki Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.